Hasta en que lugar existe que aguantar los celos? (2023)

Se alcahueteria sobre un sentimiento persona, natural, aunque a veces puede entorpecer la contacto sobre pareja

Celos. a nadie le agrada hablar sobre ellos, bien por la verguenza sobre aceptar que individuo identico los notan, o por la opresion que se padece cuando se vive escaso el igual techo que un celoso.

Las expertos en relaciones de pareja advierten que las celos son un sentimiento persona, natural, igual que la tristeza, la preocupacion. Invariablemente se han relacionado con el apego por tradicion y han sido ensalzados por la labor sobre las poetas a lo dilatado sobre los siglos.

?Hasta donde Existen que sujetar los celos?

Los padecemos todos las seres humanos y, segun la psicoanalista Susana Lorente, «no seri­a pernicioso que las parejas posean una “escena” sobre celos cada tres meses, pero agradable, en el sentido en que Algunos de los dos sienta, sobre este estilo, que le importa al otro». De esta psicoanalista, unos celos normales, sanos, son aquellos que surgen, como podri­a ser, cuando una chica se arregla abundante y su marido le dice «que guapa te has puesto, ?donde vas?», aunque sin ningun clase sobre malicia, ni mas cuestiones, ni consecuencias posteriores.

Es natural que se puedan producir una cosa de celos ante cualquier acontecimieto puntual como la fiesta a la que Algunos de los 2 va unico, un viaje. aunque carente que de lugar a discusiones, unico a comentarios con los que se da an entender que el apego o la espectaculo hacia el otro estan vivos. «Pero si Tenemos que someterse a un interrogatorio, si los comentarios estan contaminados sobre malas intenciones, se acerca de pasan ciertos limites. o se repiten estas “escenas” con frecuencia, lo mejor es acudir a un psicoanalista, nunca solo la sujeto celosa, sino la pareja por motivo de que no existe maltratador falto victima. La sujeto que aguanta que su pareja sea celosa padece muchisimo asi­ como se siente atrapada», explica Teresa Rosillo, psicologa y socia de Pericial Psicologica. «A veces el celoso lo seri­a por esconder su afan de acontecer infiel»

Cuando se sobrepasan algunos limites y afectan de modo negativa a la rutina diaria de una humano, el panorama es bien diverso. «Existen celos proyectados cuando la pareja duda constantemente ?donde vas?, ?con quien?, ?con quien hablas? ?quien te manda mensajes al movil?, ?por que me eres infiel. cuando en realidad nunca seri­a infiel», apunta Susana Lorente.

Los celosos son gente inseguras asi­ como habitualmente encubren un deseo, el de acontecer infiel, asi­ como Asi que creen que sus parejas lo son. «Por demasiado que se les explique que individuo no es infiel, nunca entran en causa. Es una idea que se les ha metido en la cabeza asi­ como, aunque resulte absurda, no es facil demostrarles lo contrario», explica Susana Lorente.

Nunca son pocos las casos en los que, habitualmente las hembras, se ven acosadas por innumerables dudas «absurdas» que deberi­an reponer a sus parejas, dar explicaciones de lo que realizan, con quien hablan, sometidas an acontecer perseguidas de serenidad de su pareja e, tambien, que han tenido que Canjear de trabajo ante la compresion recibida por la falsa idea de que tenian un amante en la oficina.

Segun Mila Cahue, psicologa del ambito de Pareja de el circulo de Psicologia Alava Reyes, los celos patologicos (diversos de las celos sanos, que hasta le conocer mujeres Filipino proporcionan un puntito sobre inclinacion a la conexion) son devastadores para la pareja. «Cualquier pareja que se forme se cimenta en el sentimiento de decision reciproca. Las celos, que no poseen nada que ver con el amor (a pesar de la literatura que suele ponerlo igual que el “summum” de el simpatia) significan precisamente lo opuesto. Es una desconfianza en la una diferente sujeto: con quien va, que permite, hasta que piensa. Todos estos pensamientos asi­ como sentimientos se traducen en conductas que “exigen” del otro las demandas, la mayoria de las veces, irracionales que se le se encuentran pidiendo».«Los celos no poseen ninguna cosa que ver con el apego, significan lo contrario».